Segundo Grado

Durante los grados anteriores los niños se percibían como unidad con el mundo, sin embargo, la llegada de los 9 años supondrá uno de los primeros periodos de transformación profunda del ser humano. En este año ocurre una ruptura entre “yo” y el “mundo” que se verá reflejada en diversos cambios a nivel físico y anímico. Desde lo fisiológico, el corazón se tornará más grande, bombeará mayor cantidad de sangre y por lo tanto habrá un cambio en la circulación y en la respiración, que ahora se dará por cuatro pulsaciones. También habrá un estiramiento de las extremidades y transformaciones en lo metabólico; desde lo anímico, los niños tendrán la sensación de que se enfrentan a una “pérdida del paraíso” porque serán conscientes de que se ha caído un “velo”, que ahora les permite relacionarse con sentimientos que antes les eran desconocidos: la soledad, la duda, el cuestionamiento de las cosas y una incipiente tendencia a criticar. La “autoridad amada” representada por el(la) maestro(a) tutor(a), que antes se había gestado de forma natural, ahora comenzará a ser cuestionada y los niños tendrán la necesidad de encontrar razones de porqué admirar a sus maestros. Las preguntas clave que trae el niño a los 9 años es ¿quién soy? ¿de dónde vengo? ¿puedes ayudarme a volver a confiar en el mundo?

Por lo anterior, la propuesta curricular de este grado estará enfocada en satisfacer las necesidades del desarrollo antropológico del niño en esta etapa. Un elemento esencial que acompañará el currículo del grado segundo durante todo el año, serán las narraciones biblicas, las cuales tendrán el própósito de, desde las imágenes, conducir al niño a un tiempo primigenio en el que se da una explicación sobre el origen de las cosas en el mundo. El(la) maestro(a) tutor(a) seguirá acompañando a los niños en las clases de letras y números que, gracias a los avances alcanzados durante los dos primeros grados, ahora serán las asignaturas de lenguaje y matemáticas. También, llegarán nuevas épocas como la de narraciones biblicas, oficios y construcción. En lenguaje, se seguirán afianzando las habilidades de lectura y escritura, y los niños comenzarán a relacionarse con los primeros aspectos gramaticales de su lengua materna: el sujeto, el adjetivo y el verbo. En matemáticas, el conteo avanzará hasta el mil, introduciéndose una nueva casa en la yupana: la de la unidad de mil. Por otro lado, el(la) maestro tutor(a) será pieza clave para seguir brindando al niño elementos para seguir confiando en el mundo que le rodea, por lo cual a través del reconocimiento y apreciación de los diversos oficios en lo rural y en lo urbano, los niños tendrán una amplía perspectiva sobre cómo otros seres humanos emprenden la amorosa labor de aportar a la sociedad; en la época de construcción aparecerá el proyecto de “la casa de mis sueños”, en la cual los niños simbólicamente habitarán su propia casa en un paso determinado hacia su individualidad, al tiempo que comprenden que la construcción de dicha casa también integra a otros, que desde su oficio hacen posible su existencia. En este grado, también se incluye a las familias en un proyecto de construcción a mayor escala, que se propone trabajar desde la colectividad, en construir o reparar algún espacio del colegio; además tendrá lugar la salida pedagógica de oficios. Por último, los maestros especialistas seguirán acompañando al grupo en las clases de euritmia, música, agricultura, manualidades, inglés, educación física, juegos y natación, que durante este grado tendrá sólo una época al año.

Esta web hace uso de Cookies para la recolección de datos estadísticos, los cuales son usados para mejorar la calidad de atención en nuestro sitio web, puedes ayudarnos aceptando estas Cookies o por el contrario desactivarlos, si aceptas quiere decir que estas de acuerdo con nuestra política de privacidad y manejo de datos.