Tercer Grado

Cuando los estudiantes cumplen los 10 años se llega al punto medio de la escuela primaria. La transición desde la primera infancia se ha cumplido y el paso hacia la pubertad aún no ha comenzado. El punto central del periodo de enseñanza de la clase coincide con la mitad del segundo septenio de vida, y es lo que la Pedagogía Waldorf denomina “el corazón de la infancia”. Desde lo fisiológico, la autoactividad del niño armoniza la relación entre respiración y circulación sanguínea; y desde lo anímico, la confianza de su nuevo estado se expresa en una cualidad de vigor y entusiasmo para mirar hacia el mundo y aprender sobre él. La vida emotiva experimenta una gran metamorfosis: lo que pasa al pensar a los 7 años (cuando las fuerzas etéricas se concentran en los nuevos procesos de aprendizaje), le sucede al sentir a los 10 años -el sentimiento se objetiva-, el niño vive en su propia soledad, primero como algo pasajero y luego con mayor intensidad y frecuencia. Semiconscientemente, siente su incomunicación con el cosmos y su cautiverio en un mundo sombrío, limitado por el cuerpo. El niño se vive a sí mismo enfrentado con el mundo exterior, el mundo ya no es tan bello, dócil y sabio, como en la fantasía de la primera infancia. La finalidad de este grado es canalizar la poderosa energía que los niños llevan al aula, pues ellos necesitan verse desafiados y puestos a prueba en todos los aspectos; individualmente necesitan encontrar una nueva relación con su trabajo, con sus compañeros y con sus maestros.

En el deseo del niño de 10 años por aventurarse a escudriñar y aprender sobre el mundo que le rodea, en este grado aparecen las épocas de zoología y geografía. La zoología coloca al animal y al ser humano uno al lado del otro, de manera que la especializada naturaleza de la variedad del reino animal es comprendida en relación con la potencializada naturaleza del ser humano; mientras el(la) maestro(a) comparte descripciones y figuras de animales tan variados como el pulpo, el ratón, el águila, el león y la vaca, la fascinante diversidad del mundo animal es traída al niño para sintetizar y armonizar su propia naturaleza. Por otro lado, la curiosidad del niño hacia su entorno también será alimentada a través de un acercamiento cultural hacia su geografía local, de modo que los niños tendrán la posibilidad de vivenciar la identidad de su departamento y municipio, y como culminación de toda esta exploración tendrá lugar la salida pedagógica de Cali y el Valle del Cauca. En las otras asignaturas como lenguaje, los niños estudiarán los tiempos gramaticales, así como un interesante recorrido por la historia de la escritura que culminará con la llegada de la pluma, el cual será un hábito de acoplamiento para la utilización del estilógrafo en los ejercicios de escritura en lo que resta de la primaria. También, desde lo narrativo, serán los mitos nórdicos y las aventuras emprendidas por sus dioses, los que alimentarán la curiosidad de los niños durante esta etapa. Por último, las matemáticas se abrirán por primera vez al mundo de las fracciones desde una dinámica artística, y los demás maestros especialistas seguirán acompañando al grupo en las clases de euritmia, música, orquesta, agricultura, manualidades, educación física e inglés, además de un acompañamiento por parte de la psicóloga de primaria.

Esta web hace uso de Cookies para la recolección de datos estadísticos, los cuales son usados para mejorar la calidad de atención en nuestro sitio web, puedes ayudarnos aceptando estas Cookies o por el contrario desactivarlos, si aceptas quiere decir que estas de acuerdo con nuestra política de privacidad y manejo de datos.