Primaria

Home » Grados » Primaria

TRANSICION

El inicio de la primaria Waldorf es también el inicio del segundo septenio de vida de los niños. Y es justo en el grado Transición que los niños hacen un paso muy simbólico: dejan atrás la experiencia de la calidez familiar y de las actividades hogareñas vividas en el prescolar e inician su proceso de escolaridad. Desde una mirada antropológica del niño a sus 7 años, en su desarrollo ocurre algo fundamental: se despierta su cuerpo etérico y las fuerzas que antes se concentraban en el desarrollo de su cuerpo físico, ahora se concentrarán en los procesos de el aprendizaje.

En cuanto al currículo de Transición, su maestro(a) tutor(a) quien lo acompañará desde este grado hasta la culminación de la primaría, se encargará de los procesos de las clases de dibujo de formas (la antesala a las letras), de letras, números, refuerzo y pintura durante todo el año.

Durante esta etapa serán fundamentales aspectos como la memoria, la imaginación, la repetición desde lo rítmico, la imitación y el aprendizaje a través de las imágenes. Por tal razón, el(la) maestro(a) de este grado será un modelo digno de ser imitado para el niño, quien, a través del arte, el uso adecuado del lenguaje y su calidez para acompañarle en sus procesos cognitivos, sociales, emocionales y espirituales se tornará para el niño en su “autoridad amada”. Una pregunta esencial que trae el niño de esta edad es ¿puedes ver realmente quién soy?

Por otro lado, una vez los niños han tenido un proceso de construcción de hábitos con su maestro(a) tutor(a) durante el primer mes del grado, ya estarán listos para la llegada de los maestros especialistas quienes los acompañarán durante todo el año en las clases de euritmia, música, manualidades, jardinería, juegos, natación, inglés y ética.

PRIMERO

En varios aspectos, el primer grado resulta como una extensión de muchos de los procesos iniciados en el grado anterior, pues también desde el desarrollo antropólogico, los niños entre los 7 y 9 años se caracterizarán por tener rasgos similares. Ya los niños en el primer grado cuentan con 8 años de vida y durante esta etapa se mostrarán mucho más atentos a lo que sucede a su alrededor, gestándose en ellos contrastes en su vida anímica, que van desde sentimientos profundos y conscientes con respecto a lo religioso a un mayor interés por hacer travesuras. De manera que, la imagen, la memoria, el ritmo y la imaginación seguirán siendo elementos imprenscindibles en su proceso de aprendizaje, pero atendiendo a los paulatinos cambios que se van despertando en esta edad, habrá un predominio de las narraciones de fábulas y de las vidas de santos. Así como a los 7 años los niños traían la pregunta ¿puedes ver realmente quién soy?, la cual en esta etapa continúa vigente, ahora también surge la pregunta ¿puedes ayudarme a encontrarme con el mundo?

En la propuesta curricular del grado primero, el(la) maestro(a) tutor(a) seguirá liderando las asignaturas del grado anterior: letras, números, pintura y refuerzo. Pero esta vez se incorporará una nueva época y es la de geografía, la cual se concentrará en permitir al niño la observación y apreciación de los elementos naturales que le rodean (la tierra, el aire, el agua, la luna, el sol, las plantas).

En las épocas de letras del grado anterior, los niños habrán alcanzado a reconocer todos los grafemas y fonemas del alfabeto, así como la escritura de palabras cortas; ahora el reto será que los niños se relacionen con los nuevos visitantes que llegarán al grupo: las hermanas menores (en Transición los niños solo escriben en mayúsculas, ahora reconocerán las minúsculas), las combinaciones de sílabas (fra, flo, bra, tra, cro, cla) y los signos de puntuación. Por otro lado, en las épocas de números pasadas, los niños habrán comprendido el carácter cualitativo de los números y se habrán relacionado con las operaciones básicas a través de la llegada de los príncipes de las operaciones; ahora, los niños continuarán reforzando su habilidad para sumar, restar, multiplicar y dividir desde lo concreto y vivencial, y el conteo avanzará hasta el número 100, desarrollándose en el niño la comprensión de la casa de las unidades, decenas y centenas desde la implementación de la yupana. En la pintura de este grado los colores primarios se encontrarán entre sí y esto conducirá a nuevos descubrimientos desde lo pictórico. Por último, los maestros especialistas seguirán acompañando a los niños en las clases de euritmia, música, manualidades, jardinería, juegos, natación, inglés y ética.

SEGUNDO

Durante los grados anteriores los niños se percibían como unidad con el mundo, sin embargo, la llegada de los 9 años supondrá uno de los primeros periodos de transformación profunda del ser humano. En este año ocurre una ruptura entre “yo” y el “mundo” que se verá reflejada en diversos cambios a nivel físico y anímico. Desde lo fisiológico, el corazón se tornará más grande, bombeará mayor cantidad de sangre y por lo tanto habrá un cambio en la circulación y en la respiración, que ahora se dará por cuatro pulsaciones. También habrá un estiramiento de las extremidades y transformaciones en lo metabólico; desde lo anímico, los niños tendrán la sensación de que se

enfrentan a una “pérdida del paraíso” porque serán conscientes de que se ha caído un “velo”, que ahora les permite relacionarse con sentimientos que antes les eran desconocidos: la soledad, la duda, el cuestionamiento de las cosas y una incipiente tendencia a criticar. La “autoridad amada” representada por el(la) maestro(a) tutor(a), que antes se había gestado de forma natural, ahora comenzará a ser cuestionada y los niños tendrán la necesidad de encontrar razones de porqué admirar a sus maestros. Las preguntas clave que trae el niño a los 9 años es ¿Quién soy? ¿de dónde vengo? ¿puedes ayudarme a volver a confiar en el mundo?

Por lo anterior, la propuesta curricular de este grado estará enfocada en satisfacer las necesidades del desarrollo antropológico del niño en esta etapa. Un elemento esencial que acompañará el currículo del grado segundo durante todo el año, serán las narraciones bíblicas, las cuales tendrán el propósito de, desde las imágenes, conducir al niño a un tiempo primigenio en el que se da una explicación sobre el origen de las cosas en el mundo. El(la) maestro(a) tutor(a) seguirá acompañando a los niños en las clases de letras y números que, gracias a los avances alcanzados durante los dos primeros grados, ahora serán las asignaturas de lenguaje y matemáticas. También, llegarán nuevas épocas como la de narraciones bíblicas, oficios y construcción. En lenguaje, se seguirán afianzando las habilidades de lectura y escritura, y los niños comenzarán a relacionarse con los primeros aspectos gramaticales de su lengua materna: el sujeto, el adjetivo y el verbo. En matemáticas, el conteo avanzará hasta el mil, introduciéndose una nueva casa en la yupana: la de la unidad de mil. Por otro lado, el(la) maestro tutor(a) será pieza clave para seguir brindando al niño elementos para seguir confiando en el mundo que le rodea, por lo cual a través del reconocimiento y apreciación de los diversos oficios en lo rural y en lo urbano, los niños tendrán una amplía perspectiva sobre cómo otros seres humanos emprenden la amorosa labor de aportar a la sociedad; en la época de construcción aparecerá el proyecto de “la casa de mis sueños”, en la cual los niños simbólicamente habitarán su propia casa en un paso determinado hacia su individualidad, al tiempo que comprenden que la construcción de dicha casa también integra a otros, que desde su oficio hacen posible su existencia. En este grado, también se incluye a las familias en un proyecto de construcción a mayor escala, que se propone trabajar desde la colectividad, en construir o reparar algún espacio del colegio; además tendrá lugar la salida pedagógica de oficios. Por último, los maestros especialistas seguirán acompañando al grupo en las clases de euritmia, música, agricultura, manualidades, inglés, educación física, juegos y natación, que durante este grado tendrá sólo una época al año.

TERCERO

Cuando los estudiantes cumplen los 10 años se llega al punto medio de la escuela primaria. La transición desde la primera infancia se ha cumplido y el paso hacia la pubertad aún no ha comenzado. El punto central del periodo de enseñanza de la clase coincide con la mitad del segundo septenio de vida, y es lo que la Pedagogía Waldorf denomina “el corazón de la infancia”. Desde lo fisiológico, la autoactividad del niño armoniza la relación entre respiración y circulación sanguínea; y desde lo anímico, la confianza de su nuevo estado se expresa en una cualidad de vigor y entusiasmo para mirar hacia el mundo y aprender sobre él. La vida emotiva experimenta una gran metamorfosis: lo que pasa al pensar a los 7 años (cuando las fuerzas etéricas se concentran en los nuevos procesos de aprendizaje), le sucede al sentir a los 10 años -el sentimiento se objetiva-, el niño vive en su propia soledad, primero como algo pasajero y luego con mayor intensidad y frecuencia. Semiconscientemente, siente su incomunicación con el cosmos y su cautiverio en un mundo sombrío, limitado por el cuerpo. El niño se vive a sí mismo enfrentado con el mundo exterior, el mundo ya no es tan bello, dócil y sabio, como en la fantasía de la primera infancia. La finalidad de este grado es canalizar la poderosa energía que los niños llevan al aula, pues ellos necesitan verse desafiados y puestos a prueba en todos los aspectos; individualmente necesitan encontrar una nueva relación con su trabajo, con sus compañeros y con sus maestros.

En el deseo del niño de 10 años por aventurarse a escudriñar y aprender sobre el mundo que le rodea, en este grado aparecen las épocas de zoología y geografía. La zoología coloca al animal y al ser humano uno al lado del otro, de manera que la especializada naturaleza de la variedad del reino animal es comprendida en relación con la potencializada naturaleza del ser humano; mientras el(la) maestro(a) comparte descripciones y figuras de animales tan variados como el pulpo, el ratón, el águila, el león y la vaca, la fascinante diversidad del mundo animal es traída al niño para sintetizar y armonizar su propia naturaleza. Por otro lado, la curiosidad del niño hacia su entorno también será alimentada a través de un acercamiento cultural hacia su geografía local, de modo que los niños tendrán la posibilidad de vivenciar la identidad de su departamento y municipio, y como culminación de toda esta exploración tendrá lugar la salida pedagógica de Cali y el Valle del Cauca. En las otras asignaturas como lenguaje, los niños estudiarán los tiempos gramaticales, así como un interesante recorrido por la historia de la escritura que culminará con la llegada de la pluma, el cual será un hábito de acoplamiento para la utilización del estilógrafo en los ejercicios de escritura en lo que resta de la primaria. También, desde lo narrativo, serán los mitos nórdicos y las aventuras emprendidas por sus dioses, los que alimentarán la curiosidad de los niños durante esta etapa. Por último, las matemáticas se abrirán por primera vez al mundo de las fracciones desde una dinámica artística, y los demás maestros especialistas seguirán acompañando al grupo en las clases de euritmia, música, orquesta, agricultura, manualidades, educación física e inglés, además de un acompañamiento por parte de la psicóloga de primaria.

CUARTO

Los 11 años implican un periodo de equilibrio entre dos polaridades: la infancia y la pubertad. A nivel fisiológico comienzan a ocurrir muchos cambios, se experimenta un estiramiento, y a nivel cognitivo surge una mayor capacidad de comprender las cosas desde una mirada racional, sin perder aún su esencia de comprensión a través de la imagen. Por otro lado, durante esta etapa se da un fortalecimiento de las facultades de la memoria, la cual desarrolla una clara noción sobre el tiempo; también los niños aumentan sus capacidades en varios ámbitos de sus procesos de aprendizaje y surge en ellos una máxima apreciación sobre el trabajo, que desean que sea cada vez más bello y perfecto. Uno de los objetivos de este grado será propiciar una interrelación entre la vida y el entorno y una transición desde el mito hacia la historia.

Atendiendo a lo anterior, el currículo para este grado también se caracterizará por el equilibrio y la armonía. Durante las clases principales dirigidas por el(la) tutor(a) aparecerán nuevas épocas: la de historia y de botánica. El estudio de la historia universal será uno de los retos, de modo que los niños se sumergirán en los acontecimientos más representativos de las culturas antiguas india, persa, babilónica y caldea, así como “la edad dorada” de los griegos.

Por otro lado, el acercamiento a las ciencias naturales se dará a través de la botánica, la cual será clave en la apreciación de la armonía a través de la observación de la planta como un elemento equilibrador de fuerzas como: la gravedad y levedad, la oscuridad y luz, la solidez y disolución; en este proceso de observación de su entorno natural, los niños irán desde una apreciación estética a una perspectiva más científica. En la época de geografía se da un cambio de mirada desde lo local (del año anterior) hacia lo global. De modo que la exploración geográfica y cultural se extenderá hacia el estudio de Colombia y la diversidad de cada una de sus regiones, lo cual incluirá el estudio de las características de cada uno de los pisos térmicos, experiencia que culminará en la salida pedagógica de los pisos térmicos que consistirá en la ascensión del grupo a unos de los nevados de nuestro país. En matemáticas, se dará continuidad al proceso iniciado con las fracciones durante el año anterior, y esta vez se comenzará a profundizar en las operaciones con fraccionarios; ya durante la última época se hará una transición entre fracciones y decimales a partir de la división. En gramática, los niños comenzarán a identificar la voz pasiva y activa en la oración, mientras que los demás maestros seguirán acompañando en las clases de educación física (que incorporará las olimpiadas al modo de la cultura griega), euritmia, agricultura, manualidades, inglés, música, orquesta, pintura, y el acompañamiento continuo desde psicología.

QUINTO

La armonía característica de los 11 años comienza a desdibujarse ante la irrupción de los 12 años. A esta edad comienza la pubertad con toda su metamorfosis, suponiendo para los chicos cambios profundos en varios ámbitos: a nivel fisiológico, comienza a darse un estiramiento de su sistema óseo que se ve reflejado en una pesadez en el cuerpo y en su torpeza para movilizarse; en lo anímico, los chicos comenzarán a debatirse entre polaridades en sus emociones y, con más fuerza comenzarán a cuestionar la autoridad de su maestro(a), quien tendrá el reto de moverse al vaivén de esta etapa de sus estudiantes, siendo por un lado muy claro y firme en la implementación de las reglas, así como versátil al incorporar el humor en la dinámica de sus clases. Otro aspecto importante, es que, desde lo cognitivo y social, se despertará un profundo interés por comprender las causas del entorno que les rodea, llevándolos a desear asumir el rol de pequeños científicos que comienzan a descubrir y comprender las leyes que rigen los fenómenos naturales. Surge durante este momento una pregunta crucial para el(la) maestro(a) que los acompaña ¿cómo debe ser mi actitud para este momento evolutivo de mis estudiantes?

Físicamente, los 12 años son el periodo de consolidación del tendón que actúa como puente entre lo blando (el músculo) y lo duro (el hueso), y así mismo los opuestos también se harán latentes en el ámbito emocional. Por tales circunstancias, la propuesta curricular de este grado deberá estar enmarcada en la polaridad. El(la) maestra tutor(a) tendrá el reto de despertar la curiosidad de sus estudiantes en nuevas épocas como historia, mineralogía, astronomía, física, geometría y pintura (claroscuro). En primer lugar, en la época de historia aparecerá otra de las grandes civilizaciones de la antigüedad: el imperio romano, cuyo estudio será fascinante y acorde para el momento antropológico de los chicos, pues a través de sus características ideológicas, políticas y culturales, será más vivo el contacto con la ley y la autoridad que encarna Roma.

Por otro lado, entre las épocas de astronomía y mineralogía los chicos tendrán la posibilidad de lanzar una mirada al cielo y comprender los movimientos en el cosmos, así como sumergirse en una mirada hacia lo profundo de la tierra y los minerales que la componen; todo este ejercicio se emprende desde la exactitud del método científico, así como desde la belleza en lo artístico. Los chicos siguen su acercamiento a las leyes del mundo a través de la física y la geometría, enfatizando en la primera sobre los procesos de acústica y óptica; y en la segunda en el dibujo geométrico. También, la incorporación de la pintura atenderá a la necesidad de lo polar a través del claroscuro, donde los estudiantes asumirán la ardua tarea de observar y plasmar lo real, teniendo en cuenta los contrastes entre luz y sombra. Todo este magnífico proceso se culmina a través de la salida pedagógica de mineralogía, donde los chicos tendrán la posibilidad de internarse en las profundidades de la tierra al visitar las minas de sal de Zipaquirá y Nemocón, así como extender su mirada hacia los misterios del universo en el Observatorio Astronómico de Villa de Leyva. Los demás maestros seguirán acompañando las clases de agricultura, manualidades, inglés, movimiento, talla, así como un especial acompañamiento por parte de psicología, el cual se tornará imprescindible durante esta edad.

SEXTO

Los 13 años enmarcan el periodo de adolescencia de los chicos. Desde los 12 años comenzaron a darse una serie de transformaciones que durante esta etapa se ratifican: los chicos siguen inmersos en las polaridades, de modo que a esta edad fluctuarán entre el mundo exterior y el interior; el exterior, que sigue alimentado por su gran curiosidad ante el mundo y el interior evidenciado en sus deseos de estar en un estado de mayor introspección y autorreflexión. También, desde los cambios fisiológicos comienza a darse con mayor fuerza el desarrollo de una identidad sexual.

Atendiendo al nuevo momento que comienzan a vivir los jovencitos a esta edad, el tema central del currículo para este año será el Renacimiento. De modo que, el(la) maestro(a) tutor(a) seguirá alimentando el interés de sus estudiantes por conocer el mundo a través de asignaturas como historia, nutrición, química, matemáticas y geometría. La historia en este grado se enfocará en el periodo que comprende el final de la Edad Media hasta la Reforma y todo el espíritu renacentista será, además, vivenciado por otras áreas que acompañan al currículo. Por ejemplo, el dibujo implementará por primera vez la perspectiva, que estará ligada históricamente con los alcances de Leonardo Da Vinci en la pintura (elemento crucial en el periodo renacentista); por otro lado, la geometría durante este grado estará más ligada a la exactitud en las medidas teniendo mayores rasgos de un rigor científico; en química (inorgánica) los chicos comenzarán a interactuar con diversas sustancias, de modo que transitarán de lo vivencial (experimentos en laboratorio) a lo conceptual, proceso que los acercará más a la comprensión de los fenómenos del mundo que les rodea. Como se mencionó anteriormente, a los 13 años surgen diversos cambios físicos y anímicos, y la época de nutrición llega para permitir que los jóvenes aprendan sobre sus procesos digestivos y la importancia de una buena nutrición como expresión de autocuidado y amor por si mismos. La física se concentrará en la rama de la mecánica, de manera que los chicos aprenderán sobre herramientas simples como la palanca, la rueda y la polea, al tiempo que podrán poner en práctica sus conocimientos de algebra para descubrir la relación entre peso y distancia, así como tiempo y fuerza. Por último, los chicos comenzarán un bello proceso de escritura creativa en el que tendrán la posibilidad de plasmar todos los deseos y experiencias importantes de su edad.

SEPTIMO

A los 14 años ocurre algo muy especial: nace el cuerpo astral y con él la consolidación de un universo e identidad anímica por parte de los jóvenes. Así como a los 7 años el despertar del cuerpo etérico marcó un tránsito entre dejar atrás el bello mundo del prescolar para comenzar las vivencias escolares durante la primaria; ahora los chicos se alistan para despedirse de todos los aprendizajes, experiencias y maestros que los acompañaron durante esta etapa, para dar el salto hacia las futuras experiencias de la secundaria.

Antropológicamente, a los 14 años, los chicos están en el centro de su adolescencia y la revolución y trasformación en lo físico y anímico se encuentran en furor: los cambios físicos y relacionados con la sexualidad se encuentran consolidados y la facultad crítica de los chicos se torna cada vez más aguda. Teniendo en cuenta el momento que viven los jóvenes durante esta edad, este grado estará enmarcado en la mirada hacia la revolución desde lo histórico y en la recapitulación de los aprendizajes vividos.

Las asignaturas de historia, química, física, matemáticas, lenguaje y geografía seguirán siendo parte del currículo, así como la de anatomía que aparecerá por primera vez durante las clases principales. Siendo este un año de transición, los maestros especialistas comienzan a liderar varias de las épocas de la clase principal, de manera que ya a inicios de enero, tras haber vivenciado la salida pedagógica del Amazonas (umbral de paso y despedida), los chicos ya son acogidos por la escuela como parte de la secundaria. En épocas como historia, los jóvenes vivenciarán la era de la revolución, dando una mirada a eventos históricos tan determinantes en la historia de occidente como la revolución francesa, la revolución industrial, entre otros que permiten ver el transcurso de la historia desde una perspectiva de causa y efecto del devenir humano. Para este grado, el enfoque en química será lo orgánico, de modo que los procesos abordados serán más complejos, lo cual requerirá mayor rigor y consciencia sobre el valor de la responsabilidad. En física, se sigue dando una mirada a los alcances de la mecánica, esta vez desde la perspectiva del motor de vapor, el telégrafo Morse, la hidrostática y la hidráulica, lo cual será enriquecedor para en la apreciación de los avances acaecidos durante la revolución industrial.

Por otro lado, un aspecto determinante en el abordaje de las ciencias en este grado es que no sólo los chicos se sumirán en prácticas que los conduzcan a la comprensión de diversos conceptos, sino a la revisión de las vidas de los científicos y los retos que tuvieron que sobrepasar para lograr los avances que posibilitaron mucho de lo que poseemos en nuestra actualidad, lo cual resultará como un acercamiento a la ciencia desde un punto de vista muy humano. En geografía, los chicos seguirán mirando mucho más allá de lo local, expandiendo esta vez su estudio hacia África, Asia y Oceanía, comprendiendo estos continentes desde sus rastros históricos de colonización, pero también desde su riqueza cultural, esto posibilitará una apreciación de la variedad cultural, así como mayor conciencia sobre las consecuencias de los procesos de conquista y colonización acaecidos en estos territorios y que resultan determinantes en las problemáticas sociales de nuestra actualidad. Por último, los chicos cerrarán simbólicamente su paso por la primaria a través de la obra de teatro, en la que tendrán la posibilidad de poner en práctica todas las destrezas adquiridas durante estos años, desde lo manual, histórico, científico y artístico.

Esta web hace uso de Cookies para la recolección de datos estadísticos, los cuales son usados para mejorar la calidad de atención en nuestro sitio web, puedes ayudarnos aceptando estas Cookies o por el contrario desactivarlos, si aceptas quiere decir que estas de acuerdo con nuestra política de privacidad y manejo de datos.